martes, 21 de septiembre de 2010

EL GORRIÓN Y LA LIEBRE.

F.M de SAMANIEGO (adaptación).

Un malvado gorrión le decía a una liebre que había sido apresada por un águila: "¿No eres tú tan rápida que, cuando un perro logra cogerte, lo acarician y halagan por haber corrido tanto? Pues anda, corre ahora, ¿qué es lo que te detiene?".

De esta manera le hablaba el gorrión a la liebre, cuando llegó volando un gavilán y lo apresó. El gorrión comenzó a chillar y pedir auxilio, y dijo la liebre: "Lo tienes bien mercido. Antes, cuando me viste presa en las garras del águila, me insultabas y te burlabas de mí, ¿cómo te metes en los asuntos de los demás, si no sabes mirar primero por ti?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada